Servicios bancarios peor referenciados

¿Cuál es el servicio bancario del que tienes una peor opinión? Si esta pregunta tal vez te hizo pensar no en un servicio, sino en varios, estamos ante un problema severo de atención al cliente. Algunas instituciones bancarias se limitan a cumplir con las tareas básicas que se supone tiene un negocio de esta categoría, y ese es un gran error que hace que la credibilidad bancaria disminuya. O se pierda totalmente, que es peor.

En este artículo, que no pretende ser enjuiciador sino más bien una oportunidad para mejorar los servicios bancarios, te invitemos a que te identifiques con alguno de estos problemas si los has vivido. ¿Estás con nosotros?

-Atención telefónica insuficiente. La atención telefónica al cliente es muchas naciones deja mucho que desear. ¿Ha pasado por la aburridora (y en muchas ocasiones constante -¡qué desespero!-) faena de consultar una información por teléfono a su banco, y ha tenido que esperar varios minutos mientras escucha una musiquita repetitiva, o la publicidad del banco que asegura que somos una prioridad para ellos? Aparte de este problema recurrente, ¿qué tal esas veces en que le hacen un tour telefónico sin usted haberlo solicitado, para en muchos casos volver a la operadora que muchas veces no tiene idea ni interés en lo que pasa?

-Falta de agilidad en el servicio por ventanilla. Hay clientes que creen que pueden hacer esperar a otros porque, sencillamente, su caso no da espera y tiene que resolverse… ¡ya! Es cierto que hay situaciones -no podemos desconocerlo-, en que un cliente (que puede ser usted), necesita de una asesoría o de una explicación pronta a alguna necesidad. Y como no existe, que sepamos, el servicio a domicilio que vaya hasta donde usted quiere y le expliquen o resuelvan lo que usted necesita aclarar, pues tiene que ir al banco a averiguarlo. Existen, por igual, empleados que por su falta de experiencia o ausencia de compromiso con su trabajo, atienden de manera lenta y desesperante, o se hacen de la vista gorda ante ciertas reclamaciones.

-Escasez de productos bancarios. Muchas ocasiones pasa en que un cliente que tiene que hacer una consignación o cualquier otra diligencia, no encuentra los formatos necesarios para realizar su tarea. Ni mucho menos un lapicero, y muchísimo menos todavía una persona que pueda atender sus inquietudes en caso de que las tenga. Esto genera estrés, ansiedad, ganas de retirarse del banco… ¡y algunos lo hacen!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar