Qué tan golpeados están los clientes bancarios

Qué tan golpeados están los clientes bancarios no deja de ser un tema polémico. La banca últimamente ha tenido demasiados enfrentamientos, más de los necesarios, para poder establecerse como una institución o como una idea que inspira credibilidad.

La razón de esto es que, tras repetidas promesas que muchas veces pueden no ser cumplidas, los clientes bancarios ya no quieren saber nada más de los bancos. Ello hace que los bancos, en una instancia muy complicada, hagan acciones desesperadas que permitan que se agrupen muchos problemas en torno a diversos puntos de las organizaciones de servicios de banco: hacinaciones; problemas en la comunicación de las directivas con el resto de los clientes; impacto comercial negativo por la mala distribución de las acciones de los bancos en las bolsas; monetización indebida en tiempos de crisis, etc.

Qué tan golpeados están los clientes bancarios es una pregunta que se contesta desde una configuración que bien puede ser independiente de las instituciones bancarias, o bien de las mismas auditorías que algunas se hacen personalmente.

En general, el panorama puede parecer desolador, y ello es consecuencia de una mala adecuación de las oportunidades que los clientes bancarios esperan tener en cualquier institución bancaria, o al menos eso es lo que se busca básicamente. Por ello, cuando uno tiene la posibilidad de saber qué tan golpeados están los clientes bancarios, hay que esperar de pronto a que haya encuestas especiales que nos ayuden a entender la situación de una manera generalizada.

En ello, claro, hay unas intenciones de poner por delante la categoría de los bancos, algo que muchos de ellos no están dispuestos a determinar. Por otro lado, la buena actuación de algunas entidades en cuanto a la forma en cómo están determinadas las respuestas a qué tan golpeados están los clientes bancarios, facilita que haya de pronto un patrón de investigación que es muy fácil de reconocer.

Este patrón es de los clientes que, constantemente, están haciendo quejas o reclamos, y que pueden en efecto crear como una especie de medida de choque en muchos clientes bancarios. Si es del caso, no se nos olvide que también interrogarnos qué tan golpeados están los clientes bancarios es un asunto de ética y de responsabilidad social.

Cada cliente bancario entonces está en la obligación de contener con todas las de la ley, la menor o mayor disposición a saber, precisamente, qué tan golpeados están ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar