Inestabilidad bancaria a prueba de los embates malos de los gobiernos y de los controles mal avenidos del Estado

Una inestabilidad bancaria a prueba de los embates malos de los gobiernos y de los controles mal avenidos del Estado es como una formulación de finanzas que no nos debe resultar extraña.

Sin duda que los bancos están pasando por uno de sus peores momentos, y este factor les puede ir muy mal a quienes tienen mucha credibilidad en la conciencia bancaria. ¿O acaso inconciencia bancaria? El tema va para largo, ¿no?

A veces pretender sustituir procesos de banco por otros más arraigados, nos puede poner a pensar en lo que hemos de determinar para el bien de la manera más cómoda. Ello nos hace que a veces tengamos que definir, si es del caso, el mayor contribuyente al que podamos subsanar con una gran modalidad de decisión que, o nos hace creer en los bancos un poco más, o nos hace desistir de sus buenas intenciones.

Pero la inestabilidad bancaria a prueba de los embates malos de los gobiernos y de los controles mal avenidos del Estado, no fuerza para nada al cierre de bancos. Lo hace, sí, pero en épocas demasiado austeras, o en donde se presentan factores de choque como un golpe de Estado o algo así. Pretender entonces que haya una recuperación pronta de los bancos en este sentido, es muy descabellado.

Pero no tanto como las acciones de algunos bancos que tratan mal a los clientes. No mejoran sus servicios bancarios. Son tremendamente inseguros al momento de tomar decisiones. Por eso, es necesario que el factor de impacto en este caso se mantenga firme. Se pueda revisar, si es posible, por un ente independiente que va de menos a más con todo el criterio de responsabilidad que esto involucra.

Sin embargo, hay factores dentro de una inestabilidad bancaria a prueba de los embates malos de los gobiernos y de los controles mal avenidos del Estado que deben ser promovidos. El primero de ellos, es que a veces hay más por decir de los bancos que por ejemplo se unan a más organizaciones de control bancario. Las fiduciarias en este caso pueden ser de un gran aporte, ¿cómo no?

En todo caso, también hay que entender que una inestabilidad bancaria a prueba de los embates malos de los gobiernos y de los controles mal avenidos del Estado tiene que ser rescatada de los comentarios negativos, o si no, puede perder la suficiente credibilidad. Es importante saberlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar