Impago de gobierno estadounidense afecta a bancos

El último trimestre del año será de acciones definitivas en cuanto a la incapacidad del Gobierno de Estados Unidos de fijar una cuota de manejo presupuestaria para subsidiar a muchos de sus trabajadores. La situación ha tocado incluso a algunas entidades importantes bancarias.

Por ejemplo a Wells Fargo, que es una de las sociedades financieras más importantes del gran país del Norte, ha acusado inconvenientes que hace años no presentaba. Entre ellos, contratiempos legales, un mercado de inversión hipotecaria realmente lamentable y para rematar pocas peticiones de créditos.

Otro de los muy famosos bancos que dejaron entrever este tipo de problemas es JP Morgan, que a través de su presidente Jamie Dimon ha recalcado que en demasiadas temporadas no se había visto tanta inestabilidad recurrente en la institución.

Tanto Wells Fargo como JP Morgan controlan en conjunto una gran parte del mercado hipotecario estadounidense (una cuarta parte al menos). Es cierto que este jueves 17 de octubre puede que haya un alivio prematuro dependiendo de la decisión casi crucial del gobierno en torno al tema de los impagos, pero aun contando certeramente con esta posibilidad los republicanos de la Cámara de la Representantes que promueven el acuerdo inmediato no están dejando margen de operabilidad cierta a la banca estadounidense.

Lo que más se teme, en este caso, es que vaya a producirse una crisis de burbuja inmobiliaria como la de 2008, sólo que esta sería mucho más difícil de controlar debido a la poca previsión que se ha mostrado en cuanto al manejo de casos dramáticos tanto en el sector financiero como el público.

Muchos bancos en Estados Unidos han estado dispuestos a conceder grandes sobregiros a sus clientes para que estos puedan hacer frente a sus gastos personales. Pero lo que beneficia a una parte de la población, está dejando literalmente en la calle a las instituciones bancarias.

Además, con el cierre del Gobierno por causa de los impagos de este, no es posible que las instituciones bancarias tengan un margen más amplio para ofertar beneficios financieros directos a sus clientes.

Si de por sí mucha gente ya ha mostrado su gran desencanto con el sistema bancario, pues imagínense lo que significaría que estos no pudieran sufragar exigencias de créditos de  sus clientes que resultan importantes a mediano y largo plazo.

No sé sabe con exactitud de qué manera recaiga esta situación, pero los bancos en Estados Unidos sufren indirectamente.

impago-de-gobierno-estadounidense-afecta-a-bancos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar