Fusiones bancarias españolas

Con base en datos registrados y divulgados por la agencia de noticias Europa Press, María José Lockerbie, gerente de un importante grupo de instituciones financieras denominado Fitch Ratings, ha expresado que los motivos políticos son la principal causa de la fusión de cajas de ahorro en España. Este devenir puede contrastar con la necesidad imperiosa de una buena parte de la población para solicitar créditos. O bien, para tratar de salvaguardar su dinero en una institución que a todas luces tambalea por todos lados.

Inicialmente las cajas buscaron un mejor orden dentro de sus establecimientos de ordenanza, por lo que es comprensible que tomen medidas que puedan adoptarse al cúmulo de experiencias en cuanto a relaciones contractuales entre empresas. No es raro ver, entonces, que las estrategias de una caja de ahorros de un banco coincidan con las de otras. Además, si se tiene en cuenta el control que está ejerciendo el Estado Español, esta medida es mucha más que lógica.

Pero Lockerbie espera que para una segunda fase, estas cajas en sus fusiones posean intereses más económicos, que no quiere decir otra cosa que integrar más al público a sus decisiones. Es importante que las cajas se noten y trabajen como verdaderas auxiliares, lo que puede generar un cambio radical dentro de la concepción financiera de la población. Las dudas de la misma en cuanto a la adaptación crítica de la toma de servicios bancarios son, desafortunadamente, poco más que un proceso traumático.

Las fusiones de cajas no están funcionando, a pesar de todo. Esto es tal vez porque un reordenamiento interno desesperado ha dado al traste con una mejor atención al cliente. Esto no lo deben olvidar las cajas de ahorro; ellas deben hacer lo posible porque su mercado y sus servicios se mantengan firmes en la mayoría de momentos. Puede que, en efecto, se logre un cambio sustancial en cuanto al rendimiento económico, pero las acciones bancarias no pueden quedar por debajo de las expectativas o, peor aún, en el olvido.

Por otra parte y hablando más de los bancos, toda la cartera de la banca debe tener un examen a conciencia, a fondo, de modo que se pueda determinar de una manera más exacta posible el derrotero que ha de ajustarse a los nuevos movimientos de integración básica. Por lo tanto, la banca española mientras sale del atolladero, no debe olvidarse, para nada, de todos los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar