Fondo Monetario Internacional anima y advierte a la banca española

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mediante su portavoz, Gerry Rice, dice que España debe continuar con el proceso de recuperación que logre sacar a la banca nacional de su estado lamentable. A raíz del despertar de la crisis inmobiliaria, se creó una burbuja que generó una emisión saturada de activos tóxicos, que dejó a mucha de la población española con tremendas deudas. Los bancos no pudieron, en su mayoría, dar abasto a esta situación, y las cuotas por manejo de préstamos, por ejemplo, se dispararon.

Una reunión reciente de los gobernadores del Banco Central Europeo (BCE) llegó a una conclusión con respecto a la banca española parecida a la del portavoz Rice, la cual manifiesta que un diagnóstico completo de todos los bancos es primordial. Esto significa palabras más, palabras menos, que cada banco es libre de ajustar sus operaciones de acuerdo a la exigencia de sus clientes. Pero el gobierno debe estar al tanto de estas reformas, con el objetivo de evitar al máximo operaciones fraudulentas.

Rice también insistió que antes de tomar una decisión final, sea cual sea, los bancos españoles deben ser sometidos a una auditoría interna; esto dejaría en claro los propósitos de cada operación bancaria, y además proporcionaría a los clientes una mayor seguridad en cuanto a sus transacciones generales. Como tercera medida, el FMI es claro en que sanear las cuentas de la banca hispánica debe ser parte, indudablemente, de un proceso de recuperación que debe ejecutarse lo más pronto posible.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, insiste en las acciones de los ajustes y las reformas como el método más seguro para que España pueda despertar de la dura situación a la que su banca en general se ha visto sometida. En un mercado de deudas como el que es el español en este momento, afirma Draghi, lo más sano es aumentar una política de austeridad presupuestaria. Lo cierto es que el Gobierno precisamente ha logrado, con relativo éxito, destinar esta idea con el claro propósito de afrontar los desajustes bancarios.

Draghi es optimista frente a las acciones tomadas por el personal gubernamental, aunque las dudas siguen persistiendo frente al tema inmobiliario. Es claro que el desnivel en cuanto a precios e intereses tiende a ser demasiado complicado, sobre todo cuando se piensa en operaciones rápidas que logren un mayor rédito por parte de los inversionistas. Por lo pronto, el FMI y el BCE se dan la mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar