Deudas buenas y deudas malas

Hay deudas que es necesario adquirir, cuando tenemos como objetivo la consolidación de una buena idea que puede hacer mejorar nuestro nivel económico, y deudas malas que aterran. Cuando escuchan la palabra deuda, muchas personas tienden a calificarla como enteramente negativa cuando en realidad no es así.

Adquirir un crédito de manera inteligente es ciertamente una acción admirable. Porque en ello se refleja una serie de factores que nos pueden hacer tratar mejor el tema del dinero en nuestras vidas  tales como la previsión, el estímulo y el manejo más adecuado de las cuentas.

Por ejemplo, cuando una persona toma la decisión de renovar su casa, tiene que estar consciente de los gastos que esta acción va a implicar. Tiene que tener un plan de asesoría que le permita manejar con inteligencia todo lo que se refiere al dinero que va a dispensar para cada una de las acciones pertinentes. En otras palabras, “echa papel y lápiz” para conseguir lo necesario.

De modo que en su planificación financiera, tiene que tener incluidas cosas tales como la mano de obra, el costo de algunos elementos, lo que se puede gastar en rubros como transporte y gastos adicionales, etc. Esto es de una importancia extrema para entender la manera más recomendable de adquirir una deuda que no nos va a dejar con la insatisfacción de no haber hecho lo correcto.

Luego está el problema de la deuda mala, en la que obviamente podemos tender o tendemos a caer con excesiva facilidad. Esto sucede porque los propósitos que se persiguen al adquirir este tipo de débito no son los más nobles, y por ello es que estamos en una situación demasiado complicada al momento de afrontar estas obligaciones.

De modo que, al tener una deuda mala, que es producto de la compra indebida de un artículo o la adquisición de un servicio en un momento inoportuno, estamos obviamente cayendo en un profuso error que, de seguro, puede afectarnos más de la cuenta y seguir causándonos problemas más adelante.

La diferenciación entre deuda buena y deuda mala definitivamente es necesaria para entender el asunto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar