Bancos españoles serán examinados por el BCE

El Banco Central Europeo (BCE) ha tomado la firme decisión de administrar varias de las operaciones de la banca española en general con el objetivo de un mayor control directo. Este accionar será hecho de manera independiente, por lo que el Ministerio de Economía de la nación no tendría injerencia alguna sobre los procedimientos que el BCE llevaría a cabo en el análisis. Esto de manera sesgada, por supuesto, puesto que de todas maneras el Ministerio, junto con el Banco de España, los demás evaluadores contratados y por supuesto el BCE, tendrán voz dentro del marco investigativo.

Así lo ha confirmado por igual el ministro Luis de Guindos, quien espera que los resultados definitivos sobre la situación de los bancos españoles estén listos a más tardar dentro de dos meses. Esta posibilidad en cuanto a la entrega de proyecciones, certificaciones y actualizaciones, permitirá que haya una mirada mucho más abierta hacia la banca española. No se trata de reducir el impacto comercial ni de crear desalentadores panoramas.

El grupo europeo de control bancario ha estado de acuerdo con las reformas impuestas por el Gobierno español en cuanto a la aplicación de auditorías internas, por ejemplo, y otros métodos de planificación para bajar los números negativos de la mayoría de instituciones bancarias. Sin embargo, la celeridad es una exigencia que el Banco Central Europeo insiste mantener sobre los responsables de la banca hispánica. Además de esto, pide que haya un análisis por fuera de los bancos que determine la real competitividad de cada uno de ellos.

Lo anterior significa que la cartera de préstamos que debe tener una muy gran posibilidad de contenidos debe ser revisada a lo sumo, y por lo demás se espera que pueda haber una mayor concientización de las directivas bancarias para hacer los ajustes necesarios en este sentido. Luis de Guindos ha sido claro en enfatizar que la intervención del Banco Central durante esta investigación, no desautorizará para nada la labor del Banco de España. Se trata de una cooperación que bien vale la pena resaltar, sobre todo en instancias donde la economía española se ve tan tambaleante.

De Guindos también insiste que no es necesario que España pida pronto una ayuda externa en cuanto a lo que se considera como objetivo dentro del marco de restitución de la banca. Dice que España no ha exigido absolutamente nada en cuanto a apoyo, por lo que la situación aún es manejable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar