Bancos con finanzas cortas

Los bancos con finanzas cortas parece que no son muy abundantes pero, de todos modos, es una tendencia dentro del comercio internacional que muchas instituciones financieras estén bajando sus acciones. Por lo tanto, es preciso ponerle un coto a los bancos con finanzas cortas, para que no haya una devaluación más aguda que debe hacerse palpar dentro de un mercado de divisas que a veces se considera muy fuerte. Por otro lado, los bancos con finanzas cortas permiten que al menos haya un reducido número de clientes que están más interesados en los créditos pequeños que en los servicios a gran escala.

Es decir, que aparte del problema que pueden representar dentro de la sociedad en general, los bancos con finanzas cortas pueden que sean los más recomendables en algunos puntos en donde haya necesidad de un crédito más profundo y sostenido. En esto, claro está, la personalidad de los clientes es un factor de mucho soporte. Puede que los bancos estén más próximos a las finanzas cortas simplemente por una cuestión de devaluación de las monedas, pero cada quien tiene su manera de expresarse dentro del mercado de las finanzas. Esto, por otro lado, tiene un enorme factor crítico de atención que a veces es demasiado consistente con las actuales circunstancias generales de los bancos: el poco rendimiento financiero.

Si los bancos con finanzas cortas logran más atención en un corto periodo de tiempo, es probable que se puedan hacer acciones favorables hacia los bancos de menor inversión. Pero, esto puede ir más allá de un simple ordenamiento. Puede tratarse, en cierto modo, de una revolución que pretende ser buena, tener los argumentos suficientes para contrarrestar las opiniones de mando y, por otro lado, se haga una mejoría del servicio bancario dentro de toda su estructura general. También es obvio advertir, en cierto modo, que es probable que los bancos con finanzas cortas sean mucho mejor estructurados que hoy.

Pero para esto último, debe existir un coeficiente de atención y de compromiso que sea verdaderamente importante. No basta con que se atienda a los clientes muy bien dentro de los bancos con finanzas cortas. Hay que hacer un plan de reestructuración que sea acorde con los tiempos de la crisis bancaria, en donde los módulos financieros sean mucho mejor administrados. Ya de por sí el que se reduzca el número de bancos con finanzas cortas, es una llamada a las buenas disposiciones de centro y de soporte que se han ido tratando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Lista de bancos en alerta se amplía con ICBC

En un artículo anterior de bancosfinanzas.com habíamos constatado una lista de bancos en alerta, misma que hace muy poco se...

Cerrar